1421172780_733819_1421181601_noticia_normal

Después de que Samsung aplazase el lanzamiento del primer terminal con su propio sistema operativo Tizen, parece que ha llegado la hora de que el Samsung Z1 vea la luz ya que si no hay ningún contratiempo se hará oficial mañana. El motivo del retraso es evidente, ya que el fabricante asiático habría querido ofrecer desde el primer momento un teléfono que sea compatible con las aplicaciones Android.

De esta manera Samsung aprovechará la popularidad y la gran comunidad de Android para alimentar de alguna manera a su particular sistema operativo y poderse posicionar en el mercado con mayores garantías.

Esta noticia llega cuando precisamente ayer mismo se podía ver como en el Samsung Z1funcionaba la famosa aplicación de mensajería WhatsApp. Realmente no se debe a que WhatsApp haya preparado un cliente para Tizen sino que gracias a la tecnología de emulación denominada OpenMobile Application Compatibility Layer (ACL) podría ser instalada la aplicación para Android sobre el sistema Tizen.

Aspecto muy importante a tener en cuenta y más con los precedentes vividos por Firefox OS de lanzarse al mercado sin la posibilidad de poder instalar aplicaciones tan extendidas como WhatsApp lo que la podría estar generando un lastre en los países que se ha lanzado.

La compatibilidad de Android con Tizen no vendría como algo de serie sino que se conseguiría a través de la aplicación ACL, que habría que instalarla previamente y la cual también estaría disponible ya desde mañana en la tienda de apps del nuevo sistema operativo de Samsung.

Esta forma de integración de Android con Tizen permitirá que en el lanzamiento, miles de aplicaciones estuvieran disponibles para los usuarios del Samsung Z1, además de las propias que los desarrolladores puedan ir añadiendo como exclusivas de Tizen.

De momento no queda más opción que seguir esperando hasta el momento de poder ver correr el sistema Tizen en smartphones del fabricante coreano como ya se ha podido hacer tras la feria CES 2015 de las Vegas donde Samsung presentó wearables y televisores con Tizen integrado en todos ellos.

Anuncios