Lumia-435-apps-jpg
Los nuevos Lumia destacan por precio, pero también por contar con un giga de RAM

 

Estaba sonando demasiado el río, y era con razón, ya que no solo llevaba un terminal, sino dos. Microsoft ha presentado hoy un par de dispositivos. El primero es el Lumia 435, que estrena una nueva serie, el segundo, el Lumia 532.

En los diseños no encontramos ninguna revolución con respecto a lo que habíamos estado viendo en el pasado, de la mano de Nokia.

Continuista, e incluso podría hablarse de reciclaje, ya que en los mentideros se cuenta que el aspecto habría sido tomado de nuevos terminales Nokia X – fueron cancelados en la compra – que iban a salir al mercado.

Como podréis descubrir en el desarrollo del artículo, ambos terminales llegan con la intención de ser los Lumia más asequibles – bastante -, para que todo el mundo pueda llegar a contar con una experiencia Windows Phone completa – 8.1 y Denim -, independientemente del precio.

Lumia-435-specs-orange-png

Lumia 435

El primero de los terminales se presenta con una pantalla de 4 pulgadas – WVGA -, y un hardware sencillo pero capaz de echar a andar Windows Phone 8.1, con la actualización Denim cargada de serie.

Lumia-435-Homescreen-jpg

El chipset elegido es un Qualcomm Snapdragon 200, un doble núcleo que estará acompañado por un valioso giga de RAM, y 8GB de memoria interna – ampliable -. En cuanto a conectividad, nos quedamos en 3G.

Por la pantalla ya podemos intuir que su tamaño no será muy grande, tanto como 118,1×64,7×11,7 milímetros, con un peso de 134,1 gramos. Dentro hay espacio para una batería de 1.560mAh. La cámara principal es de 2 megapíxeles, pero lo más llamativo es ver una unidad frontal – VGA – en un teléfono asequible.

Lumia-435-Skype-jpg

Como es habitual en Microsoft, mucho colorido (verde, naranja, blanco y negro). Lo más llamativo en el teléfono es el precio, que antes de impuestos es de 69 euros. Será una realidad a lo largo del mes de febrero.

Anuncios