650_1000_ivvy

El diseño parece estar cobrando cada vez más importancia entre los fabricantes de smartphones. Algunos apuestan por los materiales, otros por las pantallas curvas y en otros casos por apurar los bordes y grosor. En este último punto hemos visto como el protagonismo lo tomaban marcas no tan conocidas, como Kazam o Vivo.

Y en la competición por tener el smartphone más fino del mundo hasta ahora ganaba el Vivo X5Max, con sus 4.75 milímetros, trofeo que otro fabricante de origen chino le acaba de arrebatar. Es Coolpad quien ha lanzado el Ivvi K1 Mini, que baja la cota hasta los 4.7 milímetros, aunque renunciando a características de gama alta.

El Ivvy K1 Mini rebaja tan solo en 0.05 milímetros la marca fijada por el Vivo X5Max, pero en cuanto a características técnicas no tienen nada que ver. Entre los detalles que ya conocemos del K1 Mini se encuentra que contará con un Qualcomm Snapdragon 410 de 64 bitsacompañado por 1 GB de RAM y 8 GB de memoria interna.

El Coolpad Ivvi K1 Mini se lleva el premio al smartphone más fino, gracias a sus 4.7 milímetros

La pantalla contará con una diagonal de 4.7 pulgadas y probablemente, aunque sin confirmar, una resolución de 1280 x 720 píxeles. En cuanto a las cámaras este smartphone contará con ocho megapíxeles en la trasera y cinco en la frontal. Una pregunta que generará la extrema delgadez del K1 Mini es cual será la capacidad de su batería, que se queda en 1.700 mAh. Ahora, lo que no falta es conectividad 4G.

El teléfono se pondrá a la venta en China en color blanco, aunque prometen más colores en un futuro, al precio de 1.299 yuanes, unos 181 euros al tipo de cambio actual, un precio comedido para un teléfono de gama media que destaca por su diseño. Para quien se lo esté pensando, de momento no hay noticias de que el Coolpad Ivvi K1 Mini se vaya a poner a la venta fuera de su país de origen.

Vía | Gizmochina

Anuncios