4gVodafone

Después de hablar de la posibilidad de que Vodafone pudiera estar preparando tarifas con datos ilimitados, los primeros movimientos al respecto parecen indicar todo lo contrario y es que si actualmente las tarifas tenían un precio definitivo independientemente del consumo de datos a cambio de reducir velocidad, a partir del 16 de febrero se cobrará el exceso de datos por defecto para mantener siempre la máxima velocidad en internet móvil.

A partir de entonces, las tarifas de contrato Vodafone para hablar y navegar (Mini S, Smart, Red y yu) o las tarifas de Internet Móvil tendrán activado por defecto el Servicio de Máxima Velocidad que la operadora presentó en diciembre y que aplica un coste de 2 euros cada 200 MB adicionales hasta un máximo mensual de 2 GB (20 euros), momento en el cual se reducirá la velocidad a 32 Kbps mientras no se contrate uno bonos extra de datos que seguirán estando disponibles como hasta ahora.

Vodafone sigue así el mismo camino implantado por Orange que cobra 1 euro cada 100 MB adicionales desde abril de 2014 pero también permitirá opcionalmente elegir seguir reduciendo la velocidad por defecto en lugar de cobrar por el exceso a todos los que se pongan en contacto con atención al cliente para desactivar el servicio de Máxima Velocidad.

Afectará a nuevos clientes y cambios de tarifa

El Servicio Máxima Velocidad vendrá activado por defecto a partir del próximo lunes tanto para nuevos clientes que hagan portabilidad, migración o alta nueva como para los que ya son clientes y cambien de tarifa.

 

ACTUALIZACIÓN: Vodafone ha aclarado que aquellos usuarios que prefieran reducir la velocidad de conexión sin coste añadido deberán marcar el *171# y tecla de llamada, llamar al 123 o hacerlo a través de los canales de autogestión de la operadora. El servicio puede ser activado o desactivado en cualquier momento.

Anuncios