Rumoreados en las últimas semanas, los Samsung Galaxy J5 y J7 ya son oficiales, presentando por primera vez en un modelo de la marca coreana un flash frontal de LED así como un diseño que pasa de estar inspirado en el Galaxy Alpha, como pasa en la serie A, para ya tomar las curvilíneas formas del Samsung Galaxy S6.

Aunque decimos que se inspira en el Galaxy S6, no hay que esperar la presencia de materiales “nobles” como el Gorilla Glass 4 en sus carcasas, sin embargo, ya notamos esos bordes redondeados en contraposición a los marcos planos de la Serie A reciente.

Estos nuevos Samsung Galaxy J5 y J7 llegan, como los Galaxy A5 y A7, enfocados a una gama media y con un lanzamiento, de momento, centrado en el mercado asiático. Al flash frontal, seña de identidad de los mismos junto a su nuevo diseño, le acompañan unas pantallas de 5 pulgadas en el J5 y de 5,5 pulgadas en el J7, ambas de 720p de resolución, cámaras de 13 megapíxeles par su módulo principal y de 5 MP para la frontal con gran angular.

Samsung-Galaxy-J7

Bajo la carcasa cuentan con un procesador Snapdragon 410 de Qualcomm, el quad-core que rinde hasta los 1,2 Ghz, para el J5 y un Snapdragon 615 octa-core en el caso del J7, ambos  junto a 1,5 GB de memoria RAM y 16 GB para el almacenamiento interno que pueden ampliarse mediante tarjetas microSD.

Completan sus especificaciones técnicas una batería de 2.600 mAh en el caso del J5 que sube, dado a las mayores dimensiones, a los 3.000 mAh para el J7, así como dual SIM, conectividad LTE y Android 5.1 Lollipop de serie. Este último detalla es una buena noticia para los usuarios de la casi gemela serie A dado que son unos terminales muy parecidos, de hecho llevan los mismos procesadores, lo que hace pensar que tendrían asegurada la actualización a la próxima versión de Android, eso si, sin fecha definida aún.

Samsung-Galaxy-J5

En cuanto a su precio, el J5 tendrá un coste de 1.398 yuanes, lo que viene a ser al cambio unos 200 euros mientras que el J7 subirá a los 1.798 yuanes, rondando los 260 euros en ese caso. Está claro que con estos, la empresa coreana está intentando sumarse a la pelea en la encarnizada batalla de la gama media y de entrada en china donde tiene temibles adversarios en las figuras de Xiaomi o Meizu, por solo citar dos contendientes.

Por el momento, su lanzamiento en occidente es una incógnita pero dadas sus especificaciones, podrían ser terminales que funcionaran en cualquier red del mundo ¿os parecen una propuesta interesante o es más de lo mismo?

 

Anuncios