teléfono concha

 

Los teléfonos con forma de concha, o conocidos por otras decenas de seudónimos para describir su diseño abatible, de castañuela, sandwich, en fin, todo aquello que se asemeje, dejaron de estar en la cresta de la ola cuando llegaron los terminales de grandes pantallas táctiles. Y es que el nuevo LG Wine Smart, el teléfono que se ha lanzado en Corea con este aspecto tan “retro” pero que guarda unas interesantes especificaciones en su interior, llegará a nuestro país a finales de este mes, después de que LG haya decidido sacarlo de su país natal.

EL nicho de mercado que busca LG con este tipo de dispositivo es sin duda aquel que está familiarizado con el uso de terminales clásicos estilo concha, ya que ocupan mucho menos espacio y disponen de un teclado físico que nos permite navegar fácilmente por el terminal. A finales de este mes de agosto podremos disfrutar del LG Wine Smart, un sorprendente teléfono que a día de hoy a muchos les resultará atractivo por su interesante mezcla de diseño “retro” con el último software de Google, Android Lollipop 5.1.1.

LG Wine Smart

Nadie que vea el LG Wine Smart teléfono podría pensar que funciona bajo esta reciente versión del sistema, pero sí, esta es una de sus características más interesantes, que además nos ofrece las siguientes especificaciones. Tiene una pantalla táctil de 3,2 pulgadas con una resolución de 480 x 320 píxeles. Su procesador es un Qualcomm Snapdragon 210 de cuatro núcleos a una velocidad de reloj de 1.1 GHz. La memoria RAM es de 1GB y el almacenamiento interno es de 4GB, muy poco para lo que se demanda hoy en día, aunque con la posibilidad de ampliarse mediante tarjetas microSD.

LG Wine Smart

En la parte trasera tiene una cámara con un sensor de 3 megapíxeles y una con calidad VGA en el frontal. La batería es de sólo 1,700mAh, básicamente por el pequeño tamaño de su pantalla. Sin duda el aspecto que convierte a este LG Wine Smart en un teléfono realmente atractivo es que funciona bajo la última versión Android 5.1.1 Lollipop, que lo convierten en un teléfono plenamente funcional para el día a día. En su lanzamiento coreano el LG Wine Smart se ha vendido a un precio de alrededor de 150 euros, por lo que se espera que en nuestro país se mueva en la horquilla de entre los 150 y 200 euros. Sin duda es un movimiento inteligente de LG, que lejos de pensar que el LG Wine Smart podría ser un terminal de aspecto “antiguo” en nuestro país, apuesta por él porque es un teléfono prácticamente sin competencia en el mercado.

Anuncios