p

Desde hace unos meses Microsoft puso a disposición de los usuarios la versión preliminar de Windows 10 con el fin de ofrecer la oportunidad de probar este software y recibir el feedback de quienes decidan ser testers con requisitos sólo para los dispositivos (aunque en la propia web del Programa Windows Insider advierten con algo de humor que no todo el mundo tiene carne de tester).

En este sentido, no todos los teléfonos serán válidos para dicho sistema, algo que han podido comprobar los usuarios de teléfonos de la serie 500, concretamente los “atrevidos” testers de los Lumia 520 (y su variante 521), 525 y 526 cuyos teléfonos mostraron problemas o directamente quedaron inoperables (lo que comúnmente decimos como “muerto” o “brickeado”). Con el fin de solucionar al menos parte de estas incidencias en la medida de lo posible, Microsoft ha actualizado la herramienta Windows Phone Recovery Tool a la versión 1.2.4.

 

¿Qué es esta herramienta y cuándo he de usarla?

El software Windows Phone Recovey Tool se trata de, como bien dice su nombre, una herramienta para recuperar un teléfono cuyo software esté dando problemas a nivel de sistema o directamente tenga problemas en el arranque del mismo (como en el caso de los ejemplares que os citábamos en la introducción). Hemos de tener en cuenta 2 aspectos antes de aplicarlo:

  • No podremos utilizar el teléfono durante el proceso. La duración irá en función de nuestra conexión.
  • El almacenamiento del teléfono quedará borrado: es decir, siempre que sea posible y si queremos conservar las fotos, música, mensajes de texto, registros e incluso datos de apps y juegos, deberemos hacer una copia de seguridad o backup antes de iniciar el proceso. Tenemos la opción de hacerla en el propio sistema o bien copias selectivas con otros procesos (OneDrive, Dropbox, etc.).

Si mi Nokia 520 quedó en coma con la Windows 10 Preview, ¿resucitará con esto?

Por desgracia esta herramienta, pese a estar actualizada con intención de “resucitar” los terminales brickeados, no asegura dicha recuperación. Los de Redmond han localizado el problema: el tamaño de los bloques de información y la velocidad a la que se enviaban éstos causaron un problema en la memoria (“demasiados datos, demasiado deprisa”), con lo que el nuevo software se entendía como corrupto. Matizan que usarla no garantiza la recuperación en terminales brickeados, pero siguen trabajando en la solución y contactarán con algunos propietarios de estos teléfonos “muertos”, asegurando que lanzarán otra actualización en cuanto estén seguros de los resultados.

Pasos para el uso de Windows Phone Recovery Tool

  1. Backup (si lo deseamos y podemos)
  2. Descargar la herramienta Windows Phone Recovery Tool.
  3. Ejecutarla.
  4. Conectar el teléfono al ordenador mediante el cable USB (mejor tener sólo conectado éste). Es posible que el teléfono no sea detectado: de ser así, desconectaríamos el resto de teléfonos (de haberlos) y pulsaríamos en “Mi teléfono no se ha detectado”.
  5. Seleccionar el fabricante del teléfono si se nos solicita.
  6. Tras esperar un minuto podrá pasar una de estas dos cosas:
  • Que el teléfono sea detectado: seguiríamos las instrucciones de la pantalla.
  • Que no sea detectado: reiniciar el terminal pulsando simultáneamente los botones de encendido y de bajar volumen hasta que se produzca una vibración.

Esperamos haberte ayudado con este post. Recordamos que las versiones preliminares (beta, etc.) de software pueden desencadenar este tipo de comportamientos erráticos en los terminales y tendremos que tenerlo en cuenta antes de instalarlas, sobre todo si lo hacemos por curiosidad.

Anuncios