650_1200

 

Inicios de septiembre suele significar para Huawei la llegada de un nuevo phablet dentro de su gama Mate. Este año le ha tocado al nuevo Huawei Mate S, un terminal de gran pantalla y donde el acabado en metal y la gran batería de 4.100 mAh son sus exponentes para luchar contra los terminales de gama alta del mercado.

Pero lo más significativo y en lo que ha centrado buena parte de su presentación es en la inclusión de la tecnología Force Touch para poder diferenciar presiones en la pantalla, ampliando las posibilidades de interacción con la pantalla del nuevo phablet de Huawei.

Phablet de cuerpo metálico y pantalla FullHD

Para poder atreverse a competir en la gama más alta del mercado, lo primero que se exige hoy en día es que el acabado no desentone. Puede resultar más idóneo un tipo de material que otro, pero cuando subimos por encima de 300-400 euros, el uso de metal, cuerpos de una sola pieza o cristal es muy apreciado como factor diferencia. Se empieza por ahí.

En este Mate S se opta por un diseño estilizado (en su zona más delgada presenta un grosor de solo 2.65 milímetros), muy conseguido en porcentaje de pantalla con modelo incluso en dorado, y cuerpo completamente metálico. Es de aluminio, tiene continuidad en el marco y la integración con el cristal protector de la pantalla está trabajado al detalle gracias al uso de cristal 2.5D.

Huaweidevice 2015 Sept 02 2

La parte trasera tiene como protagonistas a la cámara, que sobresale bastante, y el lector de huellas. Aquí Huawei no es continuista y le da utilidad más allá de la identificación. Con la mano que estamos manteniendo el teléfono también podemos pasar imágenes, tomar selfies, e incluso responder llamadas. Una especie de touchpad trasero para el smartphone.

El acabado del Mate no tiene protección IPXX al uso, pero sí que han anunciado que no habrá problemas con salpicaduras de agua gracias a una cobertura especial que incluye sobre el metal.

El Mate S entra dentro de la denominación phablet de forma ajustada: su pantalla es de 5,5 pulgadas. Sin embargo la resolución no es una apuesta arriesgada y Huawei ha decidido mantenerla en 1080p (405 ppp). Con ello creemos que buscan que el rendimiento de sus procesadores no se vea afectado y sobre todo poder sacar provecho de una batería de 4.100 mAh. Habrá que comprobar si la poca eficiencia que hemos notado en versiones anteriores de sus procesadores se ha solucionado y que esa capacidad consiga refrendarse en autonomía real.

 

Estrenando Force Touch en la pantalla

Pero no es en la resolución o la calidad de su panel AMOLED por lo que va a ser recordada la pantalla del nuevo Huawei Mate S. Sí que lo será por introducir la tecnología Force Touch que permite al terminal distinguir entre diferentes grados de presión sobre el panel.

Esta funcionalidad, que Apple se rumorea que incluirá en su iPhone 6s, permitirá una interacción más rica y variada con el terminal. Desde el zoom a menús contextuales, pasando incluso por la capacidad de pesar objetos. Incluso lo han demostrado en Berlín.

Sensor Sony de 13 MP y procesador de la casa

Huawei hace ya varias generaciones que no depende de procesadores de terceros. Su elección se llama Kirin y son sus propios procesadores. En este Mate S el elegido es el el HiSilicon Kirin 935 que ya fue estrenado por la marca en el Honor 7. Este SoC es de fabricación de 28 nm y ocho núcleos big.LITTLE (4x Cortex A53 a 1.5 GHz y 4x Cortex A53e a 2.2 GHz), con arquitectura de 64 bits y GPU ARM Mali-T860 MP4.

Al procesador de casa lo acompaña una RAM de 3 GB y una memoria interna de 32 GB, la cual podemos ampliar con tarjetas microSD. Aquí Huawei sigue dejando al consumidor que escoja si quiere una doble SIM en su terminal o por el contrario tener la posibilidad de ampliar la memoria de serie.

Pasando a la cámara, el sensor escogido es uno de 13 megapixeles RGBW y donde la estabilización óptica será muy importante, así como el procesador de imagen independiente. La luminosidad es f2.0 y se incluye además un modo de control manual bastante completo. La segunda cámara, centrada en los selfies, sube su resolución hasta los 8 MP.

Como sistema operativo, el Huawei Mate S sale de serie con Android 5.1, eso sí, con la amplia capa propia Emotion UI 3.1.

Huawei Mate S, precio y disponibilidad

El nuevo terminal de Huawei no llegará de la misma forma a todos los mercados. El modelo con Force Touch será exclusivo de algunos de ellos, sin conocerse más detalles por ahora.

El modelo clásico sí que tiene fecha de salida: a partir del 15 de septiembre por 649 euros.

Anuncios