Todavía estamos esperando la presentación el LG V10, que se producirá el próximo día 1 de octubre, y ya hay un nuevo modelo de la compañía asiática que da señales de vida: el LG G5. Este sería el terminal con el que competiría en la gama alta de los teléfonos móviles y, lo cierto, es que todo apunta que será un modelo realmente potente y completo… mucho más que el dispositivo al que sustituirá.

Uno de los componentes que se verán muy potenciados respecto al LG G4 es el procesador. Y, esto, es normal. El modelo que hemos citado incluye un Snapdragon 808, que si bien es un SoC competente y no falto de potencia, no es capaz de plantarle cara a los últimos Exynos de Samsung. De esta forma, en el LG G5 no se quiere hacer lo mismo y se seleccionará el Snapdragon 820, un componente que anuncia una capacidad realmente elevada y que incluso se especula que habrá una versión del Galaxy S7 que lo utilizará.

Esto ya anuncia también que el LG G5 no será de la partida hasta el año 2016, ya que será a principios de este cuando los primeros dispositivos con Snapdragon 820 vean la luz. Apostar por la feria CES o, mucho más probable, por el Mobile World Congress. Por lo tanto, hay que esperar con toda probabilidad a este modelo sea anunciado en la feria que se celebrará en Barcelona.

LG Class portada

Cámara mejorada

La verdad es que la cámara del LG G4 es una de las mejoras que hay en el mercado actual, y sólo la primera aposición se la discute la que se integra en el Galaxy S6. El caso es que se ha indicado que el nuevo LG G5 mejorará también en este apartado, ya que el sensor que será de la partida alcanzará los 20 megapíxeles y estaría fabricado por Sony (este sería de1/2 pulgadas). Lo cierto es que si se mantiene lo hecho en el modelo que ahora mismo tiene la compañía a la venta, a buen seguro que el nuevo terminal será toda una referencia -ya que no le faltará estabilización óptica y la ayuda láser en el enfoque-.

SoC de Qualcomm

El caso es que como era de esperar en LG van a avanzar en lo que no fue muy bien recibido en su G4 (el procesador) y reforzarán lo que sí es realmente destacado en este modelo, como es la cámara. Así, y si finalmente se da el paso al metal como material de fabricación y que ya se ha visto en el Class, el LG G5 puede ser un paso evolutivo interesante y, siempre, con Android Marshmallow.

Anuncios