k10000
Si por algo se han caracterizado los terminales lanzados para la gama K de Oukitel han sido sus enormes baterías, sobre todo los modelos K10000 y K6000 que presentan unos niveles de autonomía nunca vistos hasta ahora. De hecho el mayor de la serie K puede permanecer encendido casi dos semanas. Pues bien, hoy hemos conocido la fecha en que todos ellos recibirán la nueva actualización a Android 6.0 Marshmallow mediante OTA. Y os adelantamos que no habrá que esperar demasiado.

Si hay algo mejor que la gran batería de estos tres terminales, es que además estén actualizados a la última versión del sistema de los de Mountain View, y este va a ser el caso de los Oukitel K10000, K6000 y K4000 dentro de muy poco, ya que la propia firma china ha anunciado que la actualización al nuevo sistema operativo llegará a finales del mes de febrero que acabamos de estrenar hoy. Esta actualización llegará a los usuarios de los Oukitel mediante OTA automática, por lo que a finales de mes habrá que comenzar a repasar si tenemos actualizaciones pendientes en estos teléfonos. Recordemos que las principales novedades de Android 6.0 Marshmallow son un mayor control sobre los permisos que brindamos a cada app, asignándolos de forma individual o el soporte nativo para lectores de huellas, un elemento cada vez más común en todos los teléfonos.

android-6-marshmallow-41-650x340

Sin duda la gama K de Oukitel se define por el descomunal tamaño de sus baterías, estando a la cabeza el espectacular Oukitel K10000, que como su nombre indica, cuenta con una batería de 10000mAh, prácticamente como una de las externas, y nos permite mantenerlo encendido hasta 1 días5, tal y como promete su fabricante. Desde luego con semejante batería y unas especificaciones técnicas de gama media, no nos extraña que pueda alcanzar ese espectacular número de días encendido.

Oukitel-K10000-carga-rapida-650x249

Recordemos que el más autónomo de la serie K nos ofrece una pantalla HD de 5.5 pulgadas, procesador MediaTek de cuatro núcleos y 1 GHz, 2 GB de RAM, sistema de almacenamiento de 16 GB con posibilidad de incluir tarjetas microSD de hasta 32 GB, soporte para redes 4G (incluida la banda de los 80 MHz) WiFi N, GPS asistido, cámara principal de ocho megapíxeles y Android 5.1 Lollipop. Como queda patente, Oukitel opta por ofrecer un equilibrio perfecto entre prestaciones y capacidad de la batería, porque de otra forma sería imposible contar con un teléfono 15 días encendido tras una carga de tres horas y media. Esperemos que esta actualización a Android 6.0 Marshmallow consiga aumentar más si cabe esta extraordinaria faceta de los Oukitel serie K.

 

Anuncios