A las 03:30 AM hora española me dispongo a echar un vistazo nocturno antes de dormir a la App Store, es el mejor método para descubrir nuevas e interesantes aplicaciones que ofreceros. Sin embargo, me llama la atención el aviso de actualización, ni mucho menos podría yo imaginarme lo que me esperaba dentro. WhatsApp de nuevo. El ritmo de actualizaciones del cliente de mensajería más popular del mundo va “in crescendo” últimamente, lo que no crece es el poder dialéctico de sus becarios/desarrolladores, una vez más WhatsApp se actualiza con nocturnidad y alevosía ofreciéndonos nada más que un escueto “bug fixes” entre las notas de las novedades, pero con algunas cosas nuevas en su interior.
Así ha sido una vez más, reincidente WhatsApp (Facebook) en las actualizaciones extrañas. No sabemos ciertamente qué esconde esta actualización, lo que está claro es que siempre que WhatsApp lanza un “corrección de errores” no es más que el preludio de nuevas funciones escondidas en el código. Así pues me dispongo a actualizar para pasar una vez más la dichosa pantalla de “optimizando WhatsApp”.
 
Todo esto tras la frustrante noticia que llegó ayer a nuestros oídos acerca de que WhatsApp podría dejar de funcionar para los usuarios que no se encuentren en la última versión por motivos de seguridad. Ya sabemos que WhatsApp no se ha caracterizado nunca por sus medidas de privacidad, pero parece que cada vez se lo toman más en serio.

Seguiremos alerta ante las posibles novedades de esta última aplicación del cliente de mensajería del momento, pero tras navegar un buen rato por sus opciones, sigo encontrándome la misma versión que antes, salvo por la posibilidad de “exportar chat” que nos permite guardar en la aplicación de Notas o enviar un archivo .ZIP que incluya tanto el chat seleccionado como los archivos que posee dicho chat. Seguiremos atentos a las novedades para contarlas todas.

Anuncios