En unos días llegará de forma oficial al mercado el nuevo Samsung Galaxy S8 y S8+, con unos precios de 809 y 909 euros respectivamente, que harán que se convierta en un dispositivo móvil fuera del alcance de una gran cantidad de usuarios. Y es que a pocas semanas de que de comience el verano muchos nos tememos que no habrá demasiados usuarios dispuestos a gastarse ese auténtico dineral en un smartphone.

Por suerte, su antecesor, el Galaxy S7, en las dos versiones en las que está disponible en el mercado, se ha colocado a tiro de cualquier usuario, con un precio de escándalo y que pocos podremos rechazar.


La llegada del nuevo buque insignia de Samsung al mercado ha supuesto que el Galaxy S7 caiga de precio a toda velocidad en la mayoría de tiendas tanto virtuales como físicas. Por ejemplo en Amazon nos podemos encontrar ahora mismo el Galaxy S7 por 459 euros o lo que es lo mismo prácticamente la mitad de lo que valdrá el nuevo Galaxy S8. En cuanto al Galaxy S7 edge su precio se ha reducido también considerablemente situándose en los 534 euros.

Por supuesto es importante no olvidarse en primer lugar de que cada vez más existen ofertas puntuales que nos permiten adquirir tanto el Galaxy S7 como el Galaxy S7 edge a precios muy inferiores, aunque por desgracia no suelen durar demasiado las unidades disponibles. Además no debes olvidar que estamos ante el mejor smartphone del año 2016 y que sin duda todavía dará muy mucho que hablar en este 2017 a pesar del lanzamiento del Galaxy S8.


¿Preparado para hacerla mejor compra en mucho tiempo y adquirir un Galaxy S7 o Galaxy S7 edge?.

Anuncios